Al igual que la naturaleza fue generosa con Almadén cuando creó en sus entrañas el mayor yacimiento de mercurio conocido, también lo fue en el exterior, dotando a la zona de un paisaje y un entorno únicos que no dejan indiferente al visitante. Sus campos y colinas son admirados por todo aquel que decide conocer la comarca. Parte de este encanto radica en una impresionante finca situada al sur de Almadén llamada Dehesa de Castilseras.

La Dehesa de Castilseras está en los términos municipales de Almadén, Alamillo y Almadenejos, pertenecientes a la provincia de Ciudad Real y su finca tiene una superfície de 9.000 ha subdivididas en 23 quintos “bajo una sola linde”.

Peretenece a Minas de Almadén y Arrayanes S.A. Así se desprende de la Ley 38/1981, de 9 de octubre, que dispone la transformación del organismo autónomo Consejo de Administración de Minas de almadén y Arrayanes en sociedad estatada, además de señalar como uno de sus fines el objeto social de la misma, la puesta en explotación agrícola, ganadera y forestal de la Dehesa de Castilseras dentro del plan de reconversión económica y social de la Comarca de Almadén (PRECA); a cuyo efecto, la disposición transitoria de dicha Ley dispone que, por el Ministerio de Hacienda, se adapte el reglamento vigente a la consecución del indicado propósito legal. Esta disposición se completa con la orden de 29 de abril de 1982 del Ministerio de Hacienda, por la que se aprueba el reglamento que ha de regir el futuro de la explotación de la Dehesa de Castilseras.

En síntesis, Castilseras, inicialmente como dehesa y después como encomienda de la Orden de Calatrava -especialmente desde el siglo XVI-, estaba consignada a las minas de Almadén. Primero para dotar a dichas minas de la leña y madera necesarias, segundo para que los carreteros que llevaban el azogue a Sevilla cortaran la madera que necesitaran para el reparo de sus aperos y para que pastasen sus bueyes y, tercero, para pastar igualmente en ella los bueyes de la Real Factoría de Carretas de Almadén. Todo ello se constituyó como una carga impuesta a la encomienda.

La finca ha sido explotada hasta el citado Reglamento de 1982 bajo una Real Orden de 30 de mayo de 1913 que establecía una utilización atomizada de las tierras, tanto en su vertiente agrícola, como en la faceta de su aprovechamiento ganadero. Este planteamiento tenía como fundamento básico la mejora de condiciones de sanidad para el minero, una vez más la finca supeditada a las necesidades de la mina y por tanto de la villa de Almadén.

Dividida la tierra cultivable en tres hojas, y éstas a su vez en “quintos”, cada año era sembrada de cereal una de ellas, que subdividida aproximadamente en 2.500 suertes de labor (1 suerte = 0.8 Ha) se repartía entre los mineros para su cultivo. Otra de las hojas se dedicaba a barbecho, es decir, ese año no se sembraba, sino que se araba para que la tierra descansara. La explotación ganadera de sus pastos se desarrollaba en la hoja restante y se basaba en el arriendo de temporada a ganaderos de la zona de los pastos y rastrojeras.

La evolución histórica de la dehesa de Castilseras es un caso de interés por la peculiaridad de su proceso histórico, que arrancando en la Edad Media, se desenvuelve de forma casi única en los siglos siguientes, hasta el XVIII, pasando sucesivamente por situaciones diferentes que inciden especialmente en el estudio del ámbito confuso en el que durante siglos se movió el patrimonio de la Iglesia y el patrimonio de la Corona y el sucesivo traspaso de bienes entre uno y otro mediante donaciones e incorporaciones.

En los arrendamientos hechos para explotación de las minas de Almadén se estipulaba la facultad de cortar toda la leña que quisiera en los montes y dehesas de la Orden de Calatrava, entre ellas en la Dehesa de Castilseras. Sin embargo fue a principios del siglo XV, en 1404, cuando se constituyó la encomienda de Castilseras a favor de la Orden de Calatrava, y es en este momento cuando se cita en las bulas papales y otros documentos a los comendadores de Castilseras.

La dehesa siempre estuvo supeditada a las necesidades de la villa de Almadén, según consta en la carta puebla de ésta, de 1417, situación de indefinición que provocó a finales del siglo XV que la Orden promoviera pleito sobre si la jurisdicción de la dehesa pertenecía a la villa de Almadén, sentenciando la Real Chancillería de Granada a favor de la Orden dando carta ejecutoria en tal sentido el 14 de febrero de 1495. Esto no impide que por Real cédula de 9 de abril de 1557 se autorice al administrador de las minas que nombre guarda en Castilseras y que se solicite al rey la declaración de la dehesa como aneja a la fábrica de las minas.

La explotación de la dehesa se mantuvo mediante el sistema de arrendamiento, siempre anexa a la mina, pasando a manos de comerciantes genoveses y posteriormente a los Fugger. Puede decirse que las exigencias de explotación minera terminaron inclinando la explotación de la dehesa hacia las necesidades de la población de Almadén, de la mina y el transporte del azogue.

En el mes de junio de 1778, D. Gaspar Soler, gobernador de la Villa de Almadén superintendente y administrador general de sus Reales Fabricas y Minas dirigió un escrito al Excelentísimo Sr. Josef de Gálvez, secretario de Estado de S. M., haciendo presente la falta de trabajadores para el servicio de las minas y proponiendo para su aumento, por único medio, la extensión del termino de esta villa, agregándole todo el de la Encomienda de Castilseras.

Argumentaba el Sr. Soler, el retraso que había en la producción de Azogue: “la causa y orden de este retraso que se experimenta todos los años sin esperanza de aumentar el numero de trabajadores, consiste en lo muy reducido de este pueblo y su vecindario, que nunca podrá tomar aumento por lo muy limitado de este territorio y éste, estéril, montuoso e incapaz de dar fomento a sus vecinos en los frutos del campo que gozan los demás lugares del Reino... Solo podrá convalecer esta villa de Almadén y lugares de su jurisdicción, y aumentarse su vecindario, si la piedad de S. M. se dignase concederle la extensión de su termino y territorio agregándola el de la Encomienda de Castilseras, que se halla vacante por fallecimiento de su ultimo poseedor, Marqués de Gracia Real”.

 Sensibilizado el Rey Carlos con esta propuesta del superintendente de las minas y gobernador de Almadén y dada la importancia del incremento de población para el aumento de la producción de Azogue tan necesario para continuar el beneficio de los metales de oro y plata en ambas Américas, resolvió se impetrase Breve del Santísimo Padre Pío VI, quien atendiendo a las justas causas y motivos, fue servido expedirle el 11 de agosto de 1778, comisionando a su Nuncio Apostólico en la Corte Arzobispo de Sebaste, para su cumplimiento.

Del contenido del Breve, es de destacar la voluntad Papal… “Yo, atendiendo a las súplicas del Católico Rey Carlos; con toda nuestra autoridad, y en nuestro buen deseo de remediar cuantas necesidades nos ha expuesto, de nuestro propio motivo, de ciencia propia, y después de deliberado examen, con la plenitud de la potestad apostólica, unimos e incorporamos y anexamos la Encomienda de Castilseras, que pertenecía a la Orden militar de Calatrava, con todo su territorio jurisdiccional, con su bienes, frutos, presentes y futuros, con todos su derechos y acciones, a la Cámara del Rey, o Erario del Rey de las Españas; de tal manera que en lo sucesivo, esté y deba estar unida a el ya dicho Erario.

También queremos y por el tenor de las presentes declaramos suprimida y extinguida la predicha Preceptoria o Encomienda. Las presentes letras han de ser siempre y en todo tiempo firmes y eficaces y han de surtir y tener efectos íntegros y plenarios, no solo para aquellos que el presente atañe sino que en lo sucesivo pueda atañar y se han de observar inviolablemente por cualquiera que sean los Jueces ordinarios y Delegados, así como también por los Auditores de causa del Palacio Apostólico y por los Nuncios de la Sede Apostólica, así como cualquiera que fuera su facultad de juzgar y de interpretar, juzgare o definiere o se la ocurriese interpuestas sabiéndolo o ignorándolo nulo y sin ningún valor, por estas letras sea abrogado o desechado tal juicio... Dado en Roma, junto a Sta. María la Mayor, bajo el anillo del Pescador. Día 11 de Agosto de 1778. Año cuarto de nuestro Pontificado.”

A partir de esta cesión, Almadén dispuso de determinados privilegios en la Dehesa de Castilseras. A lo largo del tiempo se ubicó un vivero con agua abundante donde se plantaban gran cantidad de árboles y plantas de varios tipos que servían para reforestar la propia dehesa y la población de Almadén.

En los alrededores de este vivero se construyeron casas en los años cuarenta para disfrute y saneamiento de los mineros más afectados por la silicosis y el hidrargirismo, y para los hijos de los mineros que por pertenecer a la escuela Hijos de Obreros los llevaban en el verano a disfrutar una temporada de la naturaleza.

En la década de los 90 este derecho de los mineros a disfrutar de las viviendas fue desapareciendo a raíz de las diferentes negociaciones de la empresa con los diferentes comités de empresa y agentes sociales, hasta que hoy tristemente algunas de ellas se están derrumbando por la falta de uso y conservación y nadie tiene derecho a utilizarlas.

La dehesa constituía un gran complemento en la subsistencia de los mineros pues de ella, además de los cereales propios de la labranza, aprovechaban la montonera para la cría de cerdos, leña, pesca, caza y todo lo que la dehesa generaba susceptible de ser aprovechado por el hombre.

Castilseras está surcada de este a oeste por los ríos Valdeazogues y Alcudia, lo que da lugar a una exquisita y abundante flora y fauna. Los ríos están poblados por familias de nutrias, aves y gran variedad de peces. Es de destacar sobre el río Alcudia, “El Puente de los Soldados” construido para el paso de la línea de ferrocarril Madrid-Badajoz que atraviesa la finca de este a oeste. En este lugar y en el antiguo puente, el sábado 26 de abril de 1884 más de 60 soldados perdieron la vida al descarrilar el tren, en memoria de estos soldados se construyó un pequeño cementerio al lado de la vía que aún hoy perdura.

El hecho de disponer de agua y zonas de vega propicia para el laboreo de la tierra y los asentamientos de población hacen que Castilseras desde la época romana dispusiera de más de cuarenta zonas de asentamiento de población y que esté cruzada por antiguas vías de comunicación. En la actualidad además de los evidentes caminos públicos la atraviesan vías pecuarias con la catalogación de vereda, tales como la “Vereda del Puente de los Soldados”, la “Vereda de Alcudia” y parte de la “Vereda de Badajoz”. Todas tienen una anchura legal de 20,89 metros.

Dentro de los enclaves o asentamientos antiguos, son de destacar “El Cerro de las Monas”, las ruinas del Castillo de Castilseras, las minas de plomo-plata del Quinto del Hierro”, Las minas de plomo del Mesto, el asentamiento romano de Cañada Endricia, las Tumbas Visigodas de la Cañada del Tesoro y las pinturas rupestres de Arte Esquemático de la solana de la Sierra de Cordoneros entre otros.

En la actualidad la Dehesa constituye un bien patrimonial dependiente del Ministerio de Hacienda a través de la S.E.P.I. Como hemos visto, siempre ha estado supeditada a la mina y por tanto al pueblo de Almadén. Iba a ser el motor de la reconversión industrial de la comarca y así lo establecía el citado PRECA, pero nunca llegó a cumplir su misión de reconvertir los puestos de trabajo.

Actualidad

  • Fútbol Juvenil Provincial Grupo III 15 Diciembre 2017

    Tu Ayuntamiento te informaConcejalía de Deportes Fútbol Juvenil en el Campo Municipal "El Morconcillo".Sábado día 16 de Diciembre a las 16:00 horas. CD Fair Play Almadén Vs ...

  • Fútbol sábado día 16 15 Diciembre 2017

    Tu Ayuntamiento te informaConcejalía de Deportes Sábado día 16,  en el Campo Municipal "El Morconcillo", las Escuelas Deportivas de Almadén Infantiles, Cadetes y Alavines jue ...

  • Fútbol Sala Femenino día 16 15 Diciembre 2017

    Tu Ayuntamiento te informaConcejalía de Deportes Este sábado día 16 a las 17:15 h, partido amistoso frente a Almodóvar del Campo. Os esperamos a todos en el pabellón para em ...