A tu paso por Almadén hay muchísimos lugares que no debes dejar de visitar. Unos te sorprenderán por su belleza, otros te encantarán por su ubicación y el entorno que les rodea y otros te dejarán perplejo porque no dejarás de preguntarte cómo es posible lo que estás viendo.

Afortunadamente, si lo deseas, podrás contar con un guía turístico que te explicará la historia y curiosidades de cada uno de ellos.

El Patrimonio del Mercurio

El ‘Patrimonio del Mercurio. Almadén e Idrija’ fue inscrito el 30 de junio de 2012 en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco en virtud de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural. La inscripción en esta lista consagra el valor universal excepcional de un bien para que sea protegido en beneficio de toda la humanidad.

El mercurio es un metal relativamente escaso, cuyo uso ha sido durante mucho tiempo irremplazable en diferentes procesos técnicos, químicos e industriales. Sólo se ha producido en cantidades notables y durante un largo periodo de tiempo en un escaso número de minas del mundo, de las que las dos mayores, hasta tiempos recientes, fueron Almadén en España e Idrija en Eslovenia.

La inscripción en la lista se realizó de acuerdo a los siguientes criterios:

Criterio ii: La explotación del mercurio se llevó a cabo en un número muy limitado de minas, de las que las dos más grandes eran Almadén (España) e Idrija (Eslovenia). Desde la época del Renacimiento en Europa, la actividad tomó una dimensión internacional. Su importancia estratégica en todo el mundo aumentó de manera constante, sobre todo por su papel en la explotación de minas de oro y plata de América. Los intercambios fueron a la vez económicos, financieros y relacionados con los conocimientos técnicos.

Criterio iv: Las minas de Almadén e Idrija constituyen el patrimonio más importante que nos legó la extracción intensiva de mercurio, especialmente en las épocas moderna y contemporánea. Este testimonio dual es único e ilustra los diferentes elementos industriales, territoriales, urbanos y sociales de un determinado sistema sociotécnico usado en la minería y en las industrias metalúrgicas.

La historia conjunta de Almadén e Idrija se remonta a 1555 cuando Bartolomé de Medina introdujo en las minas americanas un sistema de amalgamación para refinar metales, especialmente oro y plata, conocido como “método de patio”. Este método permitió la explotación de minas de bajo rendimiento, convirtiendo al mercurio en elemento clave en el extraordinario incremento en términos de producción de estos metales.

Aunque el mercurio y el cinabrio eran conocidos y utilizados desde la antigüedad en pequeñas cantidades como pigmento o en joyería, no es hasta mediados del s. XVI cuando su empleo se generaliza, convirtiendo a los centros productivos en fuerza impulsora de la economía colonial.

El mercurio principalmente procedía de la mayor mina del mundo, situada en Almadén, y cuando éste escaseaba por la imposibilidad de extraer el metal necesario a causa de incendios o de exceder la capacidad humana empleada en ello, se compraba el procedente de Idrija, la segunda mina a escala mundial. El mercurio europeo, una vez recibido desde ambas fuentes abastecedoras, y convenientemente controlado y dispuesto para su envío, principalmente, a Nueva España (actual México), aunque también al Virreinato de Perú, era despachado desde el puerto de Sevilla y posteriormente el de Cádiz.

El patrimonio creado por el mercurio comprendía los puntos principales de extracción y destino y las vías y procedimientos establecidos para su transporte, pero también los métodos descubiertos y empleados para su obtención y utilización en la explotación de metales preciosos y su impacto en la economía mundial de la época, además de factores de índole social y cultural.

Estos excepcionales ejemplos de minas han resultado en un patrimonio industrial y minero, relacionado con la tecnología y arquitectura, que muestra el importante papel desempeñado por estas dos localidades en los ámbitos histórico y social. El reconocimiento de Unesco debe hacernos comprender el valor excepcional de estas minas y su patrimonio asociado para su protección en beneficio de la humanidad.

 

El Patrimonio del Mercurio en Almadén

En él se incluyen los siguientes bienes:

  • Mina de Almadén
    • Conjunto minero de interior: Socavones de la Mina del Pozo (s. XVI) y Mina del Castillo (s. XVIII), Socavón de la Contramina (s. XVII), Pozo de San Andrés (s. XVIII), baritel y malacate del San Andrés (s. XVIII), Galería de Forzados (s. XVIII), Caña Gitana (s. XVIII), galería al Pozo de San Aquilino y túnel para transporte de mineral.
    • Conjunto minero de exterior: Hornos de Bustamante (s. XVII), Horno de Tejeras (s. XVII), Muralla y Puerta de Carros (s. XVII) y de Carlos IV (s. XVIII), Pozo de San Aquilino (castillete y edificio de máquinas), Pozo de San Teodoro (castillete, tolvas, cintas de estériles), Pozo de San Joaquín, Hornos Cermak-Spirek y otros edificios e instalaciones como el Almacén de mercurio, talleres, sala de planos, etc.
  • Castillo de Retamar (s. XII)
  • Casa Academia de Minas (1785)
  • Restos arqueológicos de la Cárcel de Forzados (1754)
  • Real Hospital de Mineros de San Rafael (1774)
  • Plaza de Toros (1757)

 

El Patrimonio del Mercurio en Idrija

Se incluyen los siguientes bienes:

  • Mina de Idrija: Galería Anthony (1500), Pozo Joseph (1786) y Pozo Francis (1792), Capilla subterránea de la Santísima Trinidad, Hornos Cermak-Spirek, castilletes, estaciones de carga, salas de máquina, edificios administrativos, etc.
  • Bomba de agua Kamst
  • Represas en el río Idrijca
  • Museo Municipal
  • Casa del Minero
  • Castillo de Gewerkenegg
Añadir al cuaderno

Museo arqueológico-etnográfico

Exposición de restos arqueológicos que nos permite conocer, conservar y difundir la historia de Almadén, desde los primeros pobladores de estas tierras en época del Calcolítico Superior (año 3500 a.C.) hasta nuestros días, pasando por épocas romanas, visigodas, árabes, etc. Podemos ver fragmentos de vasijas, antiguas monedas o utensilios de la Edad de Bronce.

Añadir al cuaderno

Leer más:

Real Palacio de la Superintendencia

Se encuentra situada junto a la iglesia de San Sebastián, era la casa destinada a vivienda de los superintendentes y como oficinas de contabilidad y pago. Su ubicación junto a la mina permitía al superintendente un control mayor de los trabajos.

Añadir al cuaderno

Leer más:

Museo taurino

Situado en el interior de la Plaza de Toros, este museo nos permite conocer los cosos taurinos más antiguos y reconocidos del mundo. No sólo se conocerá el origen e historia de la Plaza de Toros de Almadén, levantada a mediados del s. XVIII, sino también sus detalles constructivos, el empleo de cabios y barro o la arquería empleada por los maestros alarifes que la construyeron.

Añadir al cuaderno

Leer más:

Iglesia de San Juan

Pequeña iglesia situada en la Plaza de la Constitución, se construyó como Capellanía de San Juan de las minas de Almadén en el siglo XVIII.

Tiene planta de cruz griega, destacando en su fachada el mampuesto visto y su portada en piedra. Posee un pequeño campanario y, por debajo de éste, vemos hoy un rosetón en el espacio que antiguamente era ocupado por un reloj.

Añadir al cuaderno

Leer más:

Portal de Transparencia del Excmo. Ayuntamiento de Almadén